Todas las entradas de Miguel Zorío

MIGUEL ZORÍO: “LA ALCALDESA DEBE IMPEDIR QUE PETER LIM HAGA SU AGOSTO URBANÍSTICO”

Para asegurar la viabilidad del Nuevo Mestalla, el Ayuntamiento debe suspender el planeamiento, hacer la auditoría y aprobar una prórroga transitoria

  • Así lo permite el artículo 69 del Decreto Legislativo 1/2021, de 18 de junio, del Consell de aprobación del texto refundido de la Ley de ordenación del territorio, urbanismo y paisaje.
  • El artículo 71 de la Ley de Contratos del Estado prohíbe a Peter Lim firmar otro convenio urbanístico con el Ayuntamiento, una vez que ha sido condenado por la ATE.

Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF, quiere aclarar que “ayer se habló mucho del relato que interesa a esa extraña conexión existente entre Peter Lim y el Ayuntamiento de Valencia. Se afirmaba de forma tajante que el consistorio debía aprobar antes de agosto las famosas fichas urbanísticas o Peter Lim recibiría de nuevo su ansiado pelotazo. Parecía el mundo al revés: un empresario es condenado a perder los beneficios urbanísticos por no cumplir con el Ayuntamiento de Valencia y, sin embargo, en contra de la sentencia, esos mismos beneficios los debería tener en agosto por las buenas o por las malas, cuando la ley de contratos del estado lo que dice taxativamente, es que la empresa de Peter Lim ya no puede firmar un convenio urbanístico por el mismo concepto incumplido y por el que ha sido condenado. Y cuando la ley urbanística valenciana da la potestad a la Alcaldesa a paralizar el plan para asegurar su viabilidad y ejecución definitiva.

Pero si la Alcaldesa no quiere cumplir la ley de contratos del estado (que ya sería duro), sí que debe cumplir con el acuerdo de la Comisión de Urbanismo de hace un mes y también someterse al artículo 69 de la ley autonómica de urbanismo que le afecta (ayer sólo se hablaba del articulo 68): visto lo visto, hay que asegurar el cumplimiento de este nuevo convenio por parte de Peter Lim

En consecuencia, hay que hacer una auditoría seria y rigurosa del coste actual de las obras ejecutadas, del coste real de las obras pendientes y de los recursos económicos que está dispuesto Peter Lim a avalar para asegurar el cumplimiento del plan completo. Y eso le va a llevar al Ayuntamiento a licitar un contrato (que no puede ser menor por el volumen de trabajo que conlleva), adjudicarlo y ejecutarlo, lo que es imposible hacer en menos de seis meses. Y a partir de ese momento hay que proponer un nuevo convenio, aprobar las correspondientes fichas y posteriormente, cuando el promotor presente las garantías económicas, entonces sí darle las nuevas licencias. Hay que recordar que dichas licencias están judicializadas.

Y todo eso es imposible hacerlo en tres meses. Por eso la ley urbanística valenciana, en su artículo 69 prevé estas situaciones excepcionales:

Art. 69.3. Cuando fuera estrictamente necesario para preservar la viabilidad de la ordenación del plan, procederá la suspensión del planeamiento y dictar normas transitorias de urgencia previstas en el artículo 44.7 de este texto refundido (Por acuerdo del Consell, a propuesta o previo informe del municipio y de la conselleria competente en urbanismo, ordenación del territorio y paisaje, cabe suspender la vigencia de los planes y convenios de ámbito municipal y dictar normas transitorias de urgencia que los sustituyan en situaciones excepcionales).”

En resumen:

1º El Ayuntamiento no tiene una pistola en la sien que le obliga a aprobar las fichas antes de agosto. Esto es mentira.

2º El Ayuntamiento puede prorrogar el plazo, dada la excepcionalidad del proyecto y la falta de seguridad económica en su ejecución. También debería prorrogarlo hasta que el juzgado emita sentencia sobre las licencias.

3º El Ayuntamiento puede también ejecutar la ley de contratos del estado, QUE ES TAXATIVA: El artículo 71 de la LCSP (LEY DE CONTRATOS DEL ESTADO) recoge un catálogo de prohibiciones en que pueden incurrir las empresas imposibilitando de este modo contratar con las entidades previstas en el artículo 3 de la LCSP, es decir, aquellas que se consideran que forman parte del sector público, EN ESTE CASO, EL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA.

Concretamente, cuando la empresa incurra en alguna circunstancia que se determina a continuación:

  • Incumplir con dolo, culpa o negligencia las cláusulas esenciales del contrato o las condiciones especiales de ejecución, cuando el incumplimiento fuese considerado infracción grave en los pliegos o el contrato. HAY DOS SENTENCIAS EN CONTRA DE LIM.
  • Haber dado lugar, por causa de la que hubiesen sido declarados culpables, a la resolución firme de cualquier contrato celebrado con una entidad de las comprendidas en el artículo 3 de LCSP. EL AYUNTAMIENTO PUEDE RESOLVER EL COVENIO Y SUSTITUIR AL PROMOTOR.

 

MIGUEL ZORÍO: “HAY CONFABULACIÓN DE INTERESES ENTRE PETER LIM Y EL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA”

Presentada la demanda contra el Ayuntamiento de Valencia por las ilegalidades cometidas en el procedimiento de concesión de licencias al nuevo estadio low cost de Peter Lim

  • La Concejalía de Licencias se ha saltado el procedimiento urbanístico para beneficiar a Peter Lim.
  • La ATE era muy clara: las licencias caducaban si las obras se mantenían paradas 6 meses, y llevan más de 15 años.
  • El posicionamiento del Ayuntamiento presidido por María José Catalá ha sido anómalo, defendiendo a Peter Lim de forma sorprendente.
  • La resolución presentada por Giner el pasado 20 de febrero es nula de pleno derecho.
  • El informe de la OCA presentada por Peter Lim sólo sirve para la licencia de actividades del futuro estadio, no para la licencia de obras.
  • Peter Lim no recuperará la edificabilidad perdida en agosto ya que las licencias debieron ser suspendidas y caducadas.

Un paso más en la lucha que emprendió hace 10 años Miguel Zorío para sacar a Peter Lim del Valencia CF: en diciembre, el Jugado de lo Contencioso Administrativo nº 9 de Valencia, admitió a trámite el recurso presentado por el portavoz de Marea Valencianista contra el intento, a su juicio, ilegal de tramitar las licencias del Nuevo Mestalla sin dar por caducadas las anteriores, y de intentar aprobar unas fichas urbanísticas con un promotor que, tras las sentencias de la ATE, incumple la conocida como ley de contratos del estado, para poder recibir por la puerta de atrás los beneficios urbanísticos de un convenio a todas luces ilegal.

Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF, presentó el recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Valencia por no cumplir con la legalidad vigente en la concesión de licencias de obra para el Nuevo Mestalla. Ahora ha formulado el escrito de demanda contra el Ayuntamiento de Valencia al considerar su abogada que el equipo de gobierno de María José Catalá y el equipo de Peter Lim, “han confabulado para defender los intereses de este último” incumpliendo la normativa marcada por la propia ATE y por la legislación urbanística aplicable en este caso.

El equipo jurídico de Miguel Zorío considera que:

1º Una vez paralizada las obras más de 6 meses, las licencias están caducadas. Por lo tanto, Peter Lim no recuperará la edificabilidad en agosto.

2º El plazo de dos años que marca la TRLOTUP también ha sido superado.

3º Los responsables de la dejación del Ayuntamiento en este tema son los órganos de gobierno y los funcionarios.

4º El Ayuntamiento de Valencia no sólo ignoró los continuos requerimientos de Miguel Zorío, sino que ni siquiera incoó expediente alguno como le obliga la ley.

5º TODAS las licencias de obra se otorgan por plazo y proyecto determinado, y en este caso ni se cumple el plazo, ni los proyectos son comparables.

6º La declaración de caducidad extinguirá la licencia.

7º Por tanto, la resolución alcanzada a fecha 20 de febrero de 2024 y anunciada a bombo y platillo por el concejal de licencias, es NULA de pleno derecho, y el Valencia CF, llegado el momento, deberá pedir NUEVAS licencias de obra.

8º Esta manera de proceder del equipo de gobierno y de sus técnicos, va contra sus propios actos y argumentos mostrados en la defensa de su demanda contra el club en el tema ATE.

9º La OCA de Addient, entidad certificadora contratada por el Valencia CF de Peter Lim, se refiere sólo a la licencia de actividades, tal y como recoge su propio informe en la página 63.

10º Por tanto se pide al juzgado que obligue al Ayuntamiento a cumplir la ley iniciando el expediente de caducidad de las licencias y que le imponga las costas por su mala fe en este caso.

Para Zorío, “el Ayuntamiento de Valencia ha prescindido absolutamente del procedimiento legalmente establecido, lo que constituye un evidente y fragante motivo de Nulidad de Pleno Derecho. Ya dije que el Ayuntamiento debía decidir entre cumplir la ley sin prevaricar, o favorecer a Peter Lim de forma injusta. Los funcionarios saben que los políticos los dejarán tirados ante los tribunales, pero ellos también son mayorcitos para decidir lo que han hecho”.

“El partido comienza ahora. Tenemos dos sentencias que han hecho perder a Peter Lim 200 millones de euros por su ineptitud y la de sus ejecutivos limeños. Ahora, también por esa misma ineficacia y por el colaboracionismo inexplicable del Ayuntamiento, pretendía tener licencias y fichas urbanísticas por la puerta de atrás. Y esto tampoco va a pasar, la ley en España afecta hasta magnates como Peter Lim. Pero es que además el Ayuntamiento debe sacar a concurso público y transparente el contrato de la auditoría de las obras del nuevo Mestalla, donde hay un desfase de números que supera los 100 millones de euros. Y también en ese caso vamos a estar vigilantes” ha anunciado Miguel Zorío.

Documentos Anexos a la Nota de Prensa

MIGUEL ZORÍO: “ SIN FICHAS URBANÍSTICAS, LA ALCALDESA NO PUEDE DAR LICENCIA DE OBRAS A PETER LIM. SERÍA PREVARICACIÓN”

El informe ECUV presentado en enero por Peter Lim al Ayuntamiento de Valencia no sirve para conseguir la licencia de obras del Nuevo Mestalla

  • El Informe de la consultora ADDIENT sólo se puede aplicar a la licencia de actividad. Nunca a la licencia de obras.
  • La ley exige que para conceder la licencia de obras al Nuevo Mestalla, es indispensable “la previa fijación, aprobación y publicación del planeamiento
  • El juzgado determinará si las licencias de obras anteriores sirven o no.
  • El Ayuntamiento sigue sin sacar a concurso público la auditoría del coste del Nuevo Mestalla, paso previo aprobado en la comisión de urbanismo.

 

Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF, ha desvelado que el informe y certificado emitido por la OCA Addient el pasado 31 de enero, sólo sirve para la licencia de actividades que precisará el Nuevo Mestalla cuando esté terminado.

Textualmente, el informe dice en su página 63: “el ámbito de aplicación de la Ley 14/2010 (y por tanto del presente informe de certificación) es el de actividades e instalaciones, excluyéndose el ámbito de las obras de ejecución y el cumplimiento de la normativa urbanística”.

Este es un trámite que corresponde al Ayuntamiento de Valencia, que estará sometido a la legislación urbanística vigente y a los acuerdos adoptados en la comisión de urbanismo.

“En referencia a la concesión de licencia de obras, y dejando por sentado que esta cuestión está judicializada, la ley es muy clara: la concesión de licencia por el Ayuntamiento, aún por el procedimiento de declaración responsable, esto es con informe de ECUV externo (que no es el caso, como ya hemos explicado) exige la previa fijación, aprobación y publicación del planeamiento del sector. Las fichas urbanísticas no aprobadas, hacen inviable la concesión de licencia de obra. Sin fichas no hay licencia. Y sin auditoría, no hay ni fichas, ni licencia de obras” afirma tajantemente Miguel Zorío.

Por lo tanto, el Valencia CF de Peter Lim debe pedir un informe a la consultora sobra la validez de las licencias anteriores, y en él expresamente dirá que no se pueden conceder las licencias hasta la fijación definitiva del Plan en las fichas urbanísticas. Y como dice Addient en su informe, “el nuevo proyecto de estadio presenta modificaciones sustanciales respecto al proyecto de estadio de 2008, que es el que tenía licencia de obras (ver página 63 del informe”.

MIGUEL ZORÍO: “LA NEGLIGENTE GESTIÓN DE PETER LIM LE HA COSTADO AL VALENCIA CF 30 MILLONES DE EUROS DESDE 2021”

El contrato firmado entre Peter Lim y CVC puede ser causa de un delito de administración desleal

  • Peter Lim firmó un crédito con CVC por 120 millones de euros, que le costará al club 500 millones de euros.
  • Desde 2021, el Valencia CF paga casi 10 millones de euros anuales, use o no use el dinero recibido.
  • El Valencia CF tiene parados 80 millones de euros de CVC, debido a que Peter Lim no cumple la promesa hecha en su nombre por Amadeo Salvo y Aurelio Martínez.

En el segundo semestre de 2021, Peter Lim obligó al Valencia CF a firmar un préstamo con condiciones draconianas, negociado por su amigo Tebas con CVC.

Las condiciones generales del mismo son las siguientes:

  • El pago de la devolución del crédito de casi 121 millones de euros durante 50 añoscon unas cantidades iniciales superiores a las de los últimos años. Esta condición la impuso CVC para hacer inviable la rentabilidad de una amortización anticipada, que también tiene fuertes penalizaciones.
  • Se dejará de percibir anualmente durante 50 años entre el 8,3% y casi el 12% de los derechos televisivos a los que tenga derecho el club.. Este dinero lo descontará directamente la Liga del pago anual al Valencia CF.
  • Además, el Valencia CF SAD pagará 1 millón anual durante 50 años a la cuenta participativa con la Liga .

Con estos datos, y siempre que los derechos televisivos sean los actuales, Peter Lim ha obligado al Valencia CF a pagar más de 50 millones de euros a la cuenta participativa, 330 millones de euros por sus derechos televisivos (lo normal es que aumenten en estos 50 años) y 120 millones de euros del préstamo. En total, 500 millones de euros.

“El gran problema para Peter Lim y para el Valencia CF, es que el empresario singapurense, cuando firmó el crédito, ya conocía estas condiciones, y era consciente del coste final de terminar las obras, que el aquel momento las constructoras cifraban en 150 millones de euros. Por lo tanto, sí o sí la sociedad necesitaba que el accionista principal pusiera los avales necesarios para conseguir la financiación extra que precisaba el proyecto del Nuevo Mestalla. Y así lo confirmó la directora financiera del club, Inma Ibáñez, que públicamente reconoció que no tenía ningún sentido firmar un crédito con estas malísimas condiciones para el Valencia CF, si no era para reanudar rápidamente las obras. Ahora, tras otro viaje a Singapur, seguimos igual, eso sí, las vacaciones pagadas a los tres ejecutivos del Valencia CF nos vuelven a costar más de 100.000 euros, por una reunión de pleitesía, cuando se podría haber sustituido por una video conferencia” afirma rotundamente Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF.

Para el portavoz de Marea Valencianista, “en los próximos días se darán a conocer las dos sentencias de la ATE incumplida por Peter Lim, y según parece, en las dos, por mayoría, el juzgado quita de razones a Peter Lim y a los políticos que aún intentan ayudarle con licencias ilegales o fichas urbanísticas regaladas. ¿Y en ese momento qué?. Por un lado, el singapurense deberá decidir si pone los 120 millones que faltarían para terminar su estadio (ya digo yo que no los pondrá) y el Ayuntamiento debería decidir sustituir a un promotor incapaz de terminar el nuevo Mestalla. Eso sin hablar de la más que posible administración desleal de Peter Lim con nuestro club”.

 

 

MIGUEL ZORÍO: “EL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA SALVA A LIM DE CUALQUIER RESPONSABILIDAD SI HAY UNA DESGRACIA EN EL VIEJO MESTALLA”

La licencia de apertura del viejo Mestalla data de 1928 y no ha sido actualizada

  • Miguel Zorío presentó un escrito al Ayuntamiento, que debería contestar en menos de tres meses: hay licencia de apertura y actividad ACTUALIZADA o no.
  • El Valencia CF y el Ayuntamiento de Catalá y Giner, elaboraron un informe para LALIGA con las licencias anteriores, ante la imposibilidad de dar licencia de actividad actualizada al viejo Mestalla.
  • Para dar la licencia, Giner debe ejecutar la sentencia del Supremo cuya condena obliga a desalojar la via pública ocupada por el estadio.
  • El estado de la construcción y de la cubierta del viejo Mestalla también necesitaría pasar la inspección.
  • Si pasa algo en Mestalla, los técnicos y los políticos municipales serán responsables penales.

El 9 de febrero de 2023, LALIGA se dirigió por carta al Ayuntamiento de Valencia para indicarle que con la documentación recibida tanto del club como del consistorio, el estadio de Mestalla no era apto para celebrar partidos de fútbol del Valencia CF:

“Al respecto, recibida la documentación aportada por el Valencia Club de Fútbol SAD para la instalación deportiva Estadio de Mestalla Valencia CF, que radica en ese término municipal, y una vez analizada la misma, nos dirigimos a Vd., como órgano competente para el otorgamiento del título habilitante para el ejercicio de la actividad, conforme a la normativa aplicable, a fin de interesarnos sobre el estado de la citada instalación y asegurar que la misma reúne los requisitos legalmente establecidos para la actividad de celebración de partidos de fútbol profesional como espectáculo público.

Una vez realizada por nuestra parte el estudio de la documentación aportada por el Club/SAD, no podemos considerar acreditado el cumplimiento de dichas obligaciones, por lo que les rogamos nos confirmen si el recinto en cuestión las cumple, a efectos de poder tomar las decisiones pertinentes”.

Como el Valencia CF de Peter Lim se hizo el sueco, el 27 de abril de 2023, Javier Gómez, Director General de LALIGA vuelve a dirigirse al Ayuntamiento de Valencia, ya con términos mucho más imperativos (llega a subrayar el texto) para exigir la licencia actualizada de apertura y actividad del estadio del Valencia CF:

“A la fecha de remisión de la presente -y salvo error- seguimos sin poder confirmar que la mencionada instalación cuenta con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento para la celebración de espectáculos deportivos (fútbol profesional) , o se encuentran en situaciones jurídicas equivalentes. En consecuencia, Y. al objeto de garantizar la plena seguridad de todas las instalaciones en las que se disputan los encuentros de Laliga Santander y Laliga Smartbank, reiteramos nuestra solicitud, instándoles a que otorguen el debido impulso procesal a la res puesta o a las actuaciones que se puedan estar realizando con carácter previo, a fin de que la solicitud pueda ser atendida en los plazos establecidos; de no ser así, lamentablemente no podrán seguir disputándose partidos de las competiciones organizadas por Laliga en esa infraestructura .”

 

Ante el problemón que suponía que el Valencia CF no pudiera jugar la temporada actual en el viejo Mestalla, la delegación de urbanismo del Ayuntamiento de Valencia, en agosto, “arma” un informe en el que dice que la licencia de actividad dada hace 100 años, en 1928, es válida hoy en día, sin tener en cuenta el estado de los elementos constructivos del estadio, las sucesivas reformas y su impacto en la seguridad y movilidad de los espectadores, o la sentencia del Supremo que condenó al club por invadir la via pública con la última reforma de Mestalla:

“ Vista la petición efectuada por D. Javier Gómez Molina, Director General Corporativo de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, recibida en el Servicio de Actividades del Ayuntamiento de València respecto a la situación en la que se encuentran las instalaciones deportivas del Estadio de Mestalla Valencia CF, con el fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en la Ley 39/2022, de 30 de diciembre, del Deporte, que obliga a los organizadores de las competiciones a asegurar que las instalaciones donde se disputan las competiciones deportivas cuenten con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento, se informa:

Consta en el Archivo Histórico del Ayuntamiento de València la solicitud de licencia presentada por el presidente del club en fecha 23 de octubre de 1926 para construir una nueva tribuna de preferencia, que entonces era de madera, y cambiarla por otra de fábrica de ladrillo, viguetas de hierro y bovedillas, cubriéndola al propio tiempo con cuchillos metálicos y planchas de zinc, todo ello con destino a “Campo de deportes del Valencia F.C.”, que en el proyecto se identifica como “Campo de Mestalla”.

Dicha licencia fue concedida en fecha 6 de febrero de 1928 tras comprobar que habían sido satisfechos los arbitrios exigibles, y consta también informe emitido por el Arquitecto municipal en fecha 18 de octubre de 1929 indicando que “ha podido comprobar que las obras han sido terminadas con sujeción a la licencia”.

Al respecto deber tenerse en cuenta que no es hasta la entrada en vigor del Reglamento de Espectáculos Públicos, aprobado por aprobado por Orden de 3 de mayo de 1935, cuando comienza a exigirse la autorización de apertura de los espectáculos públicos tal y como se conoce hoy en día.

En consecuencia, y constando concedida en el año 1928 la licencia a la que nos hemos referido anteriormente, debe entenderse que la misma habilitó tanto para la ejecución de las obras como para la puesta en funcionamiento de la actividad deportiva, más teniendo en cuenta que la misma se otorgó con destino al desarrollo de una concreta actividad como era la de “Campo de deportes del Valencia F.C.”. Por todo ello, se considera que el estadio se hallaba legalizado en dicha fecha, conforme a la normativa vigente en la época”.

Para Miguel Zorío, “ya basta de tapar a Peter Lim, desde las instituciones o desde LALIGA. La nueva Ley del Deporte exige en su artículo 86 «la utilización de instalaciones deportivas que cuenten con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento que habiliten la práctica deportiva». LaLiga, al revisarlo, exigió al Ayuntamiento de Valencia que actualizara las licencias de actividad del viejo Mestalla, teniendo en cuenta aspectos como la seguridad, movilidad, estado de la construcción y la sentencia del Supremo que OBLIGA al Ayuntamiento a recuperar el vial invadido. La Liga remitió al Ayuntamiento de Valencia y al propio Valencia CF un escrito en el que demandaba la licencia de actividad del viejo Mestalla tal y como recoge la nueva Ley del Deporte. En ella el artículo 83.2 establece que «es responsabilidad del Ayuntamiento y de los organizadores de las competiciones oficiales (no solo profesionales, también aficionadas) asegurar la utilización de instalaciones deportivas que cuenten con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento que habiliten la práctica deportiva. Por lo tanto, LALIGA hace responsable al Ayuntamiento de lo que pase en Mestalla, Lim se quita de en medio y los concejales y técnicos se ponen a tiro de la justicia si pasara algo”, según Miguel Zorío, de Marea Valencianista.

Por eso Miguel Zorío presentó un escrito al Ayuntamiento dirigido Juan Giner, concejal de licencias; Juanma Badenas de Vox; Papi Robles de Compromís y Sandra Gómez del PSPV, exigiendo conocer las nuevas inspecciones e informes elaborados para constatar que el estadio de Mestalla tiene su licencia de apertura y actividad vigente y sin riesgos para el público.

 

(adjuntamos las dos cartas de LALIGA y la contestación del Ayuntamiento)

 

Documentos Adjuntos

 

 

 

MIGUEL ZORÍO: “LA AUDITORÍA DEL NUEVO MESTALLA DEBE HACERSE YA, ANTES DE DAR LAS LICENCIAS”

El Ayuntamiento de Valencia aún no ha sacado a licitación pública la auditoría del Nuevo Mestalla aprobada en la comisión de urbanismo

  • Ni el nuevo estadio se termina con 119 millones de euros, ni el coste de lo ya construido asciende a los 180 millones de euros.
  • La caducidad de las licencias la decidirá el juzgado contencioso administrativo.

Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF, pidió a principios de año al Ayuntamiento de Valencia y a todos los grupos políticos representados en su pleno, que aprobaran la puesta en marcha de una auditoría exhaustiva del coste real del Nuevo Mestalla, tanto de la obra realizada como de la obra pendiente para finalizarlo al 100%. Y el Ayuntamiento, en la reunión de la Comisión de Urbanismo del pasado mes de febrero, aprobó una moción en la que se ponía como condición previa a la concesión de licencias del nuevo estadio, el encargo de una auditoría exhaustiva e independiente sobre el coste real de la obra realizada y el coste real de la finalización de la misma. Así mismo, se aprobó que en ningún caso se iban a aprobar las fichas urbanísticas antes de la finalización del estadio por parte de Peter Lim.

Analizando la Memoria presentada por Mark Fenwick en enero de este año al Ayuntamiento, en su página 81 confirma por escrito que el dinero efectivo gastado en la obra ya ejecutada del estadio es de 63 millones de euros, distribuidos en tres partidas: movimiento de tierras (6.5 mm), cimentaciones (38.5 mm) y estructura (18.0 mm). Si a estas partidas les sumamos los gastos de estructura correspondientes que se aproximan al 10% (6.3 mm) y el IVA del 21% (14,5 %), el coste que reconoce que lleva gastado el club en el Nuevo Mestalla es de 77,8 millones de euros.

“Como ya denunciamos, hay diferencias muy escandalosas entre las cifras dadas por Layhoon y las cifras del proyecto que presentan al Ayuntamiento, tanto en el coste ya ejecutado como en el coste previsto para finalizar las obras. Layhoon dijo hace tres meses ante la Junta de Accionistas que el nuevo estadio iba a costar no menos de 340 millones de euros, divididos en 180 millones ya ejecutados y no menos de 160 millones para su finalización. Sin embargo, con los números que presentan ahora las cuentas no cuadran: no sabemos a donde han ido a parar más de 100 millones de euros del Nuevo Mestalla, ni cómo es posible terminar las obras por 60 millones de euros menos de lo previsto en diciembre” ha declarado Miguel Zorío, de Marea Valencianista.

“Por eso es imprescindible que el Concejal de Urbanismo sea muy transparente en este tema: que anuncie cual va a ser el procedimiento y los plazos, empresas que concursan e informes finales. También es imprescindible que el pliego de licitación de la auditoría de obra del Nuevo Mestalla que saque a concurso el Ayuntamiento de Valencia, no sólo se analice el coste de terminar el estadio low cost diseñado por Peter Lim, si no que se haga una auditoría del coste real gastado en la obra ejecutada y sus diferencias con el coste contabilizado en estas partidas por Lay Hoon, Javier Solís e Inma Ibáñez, en las cuentas oficiales del Valencia CF. Estamos hablando de 100 millones de euros y de un posible delito de administración desleal y falsedad contable, entre otros” ha declarado el es Vicepresidente del club.

Zorío recuerda que la memoria presentada por Peter Lim y Layhoon es una absoluta vergüenza. Propone dejar sin construir casi el 50% de la edificabilidad del nuevo estadio, deja espacios en bruto en todas las plantas, no cubre la fachada y no termina la cubierta del 100% del estadio.

MIGUEL ZORÍO: “PETER LIM TIENE AL VIEJO MESTALLA SIN LA LICENCIA DE ACTIVIDAD EN VIGOR”

Tras la triple derrota de Peter Lim (política, social y judicial), llega el momento del jaque mate

  • Miguel Zorío presenta un escrito al Ayuntamiento, que deberá contestar en menos de tres meses: hay licencia de actividad o no.
  • El Valencia CF y el Ayuntamiento de Catalá y Giner, elaboraron un informe para LALIGA con las licencias anteriores, ante la imposibilidad de dar licencia de actividad actualizada al viejo Mestalla.
  • Para dar la licencia, Giner debe ejecutar la sentencia del Supremo cuya condena obliga a desalojar la via pública ocupada por el estadio.
  • El estado de la construcción y de la cubierta del viejo Mestalla necesitaría pasar la inspección.
  • Si pasa algo en Mestalla, los técnicos y los políticos municipales serán responsables penales.

“Peter Lim está viviendo sus peores momentos en Valencia. En el último mes ha visto como la Alcaldesa se ha visto obligada a firmar una moción con su socio de gobierno y con la oposición, en la que se compromete a no dejar que Peter Lim pegue el pelotazo urbanístico que parece que alguien prometió a Germán Cabrera. En segundo lugar, 20.000 valencianos y valencianistas le dijeron a su Alcaldesa que las instituciones no pueden gobernar de espaldas a su pueblo. Y por último, el juzgado parece que le va a decir a él y al Ayuntamiento, que no tiene derecho a pegar el pelotazo urbanístico por incumplir las condiciones de la ATE y no presentar los avales oportunos” ha declarado Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF.

“Llegado a este punto, es el momento de que el valencianismo social y político le dé el jaque mate accionarial a Peter Lim. Y me explico. El concejal de licencias ha dicho que en uno o dos meses tendrá licencia para terminar el estadio low cost que ha diseñado. Le recuerdo al concejal que eso lo dictaminará el juzgado de lo contencioso administrativo, pero vamos a dar por buenas las palabras del edil. Si eso es así, Peter Lim no tiene más excusas: que avale el 100% del coste real de la finalización de las obras, termine el estadio y después se habrá ganado el derecho a sus fichas urbanísticas, que por cierto, ninguna institución tiene la obligación de aprobarlas antes de agosto, como los limeños van filtrando. Pero que lo haga ya, si no nos jugamos que el Valencia CF no pueda jugar la temporada que viene en el viejo Mestalla. Y como parece que no lo va a hacer, y con el riesgo evidente de que el equipo deba abandonar Mestalla por no tener licencia de actividad actualizada, el Ayuntamiento debería sustituir al promotor por vía de urgencia. Esto sí que justifica un contrato de emergencia” ha denunciado Zorío.

“Ya basta de tapar a Peter Lim, desde las instituciones o desde LALIGA. La nueva Ley del Deporte exige en su artículo 86 «la utilización de instalaciones deportivas que cuenten con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento que habiliten la práctica deportiva». LaLiga, al revisarlo, exigió al Ayuntamiento de Valencia que actualizara las licencias de actividad del viejo Mestalla, teniendo en cuenta aspectos como la seguridad, movilidad, estado de la construcción y la sentencia del Supremo que OBLIGA al Ayuntamiento a recuperar el vial invadido. La Liga remitió al Ayuntamiento de Valencia y al propio Valencia CF un escrito en el que demandaba la licencia de actividad del viejo Mestalla tal y como recoge la nueva Ley del Deporte. En ella el artículo 83.2 establece que «es responsabilidad del Ayuntamiento y de los organizadores de las competiciones oficiales (no solo profesionales, también aficionadas) asegurar la utilización de instalaciones deportivas que cuenten con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento que habiliten la práctica deportiva. Por lo tanto, LALIGA hace responsable al Ayuntamiento de lo que pase en Mestalla”, según Miguel Zorío, de Marea Valencianista.

El escrito remitido al consistorio valenciano por la Liga el pasado 9 de febrero de 2023 no dejaba claro que se pudiera jugar en Mestalla, y el informe favorable presentado hace unos meses por el Ayuntamiento de Valencia en base al histórico de licencias del viejo Mestalla, ha servido para que La Liga autorice a que se juegue en Mestalla, pero en ningún caso se han actualizado las licencias con las revisiones e inspecciones oportunas. Por decirlo en romano paladín: se fabrica un informe que justifica que Mestalla siempre tuvo licencia de apertura y actividad, pero no se aporta la licencia actualizada que demuestre que en estos momentos cumple con la normativa vigente. La responsabilidad ante cualquier desgracia la asumen de esta forma los técnicos y los políticos del Ayuntamiento.

Por eso Miguel Zorío ha presentado un escrito al Ayuntamiento dirigido Juan Giner, concejal de licencias; Juanma Badenas de Vox; Papi Robles de Compromís y Sandra Gómez del PSPV, cuyo texto reproducimos:

 

 

  1. Miguel Zorío Pellicer con DNI xxxx, con domicilio en xxxxx Valencia

En su propio nombre:

DICE: La nueva Ley del Deporte exige en su artículo 86 «la utilización de instalaciones deportivas que cuenten con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento que habiliten la práctica deportiva». LaLiga, al revisarlo, exigió al Ayuntamiento de Valencia que actualizara las licencias de actividad del viejo Mestalla, teniendo en cuenta aspectos como la seguridad, movilidad, estado de la construcción y la sentencia del Supremo que obliga al Ayuntamiento a recuperar el vial invadido.

La Liga remitió al Ayuntamiento de Valencia y al propio Valencia CF un escrito en el que demandaba la licencia de actividad del viejo Mestalla tal y como recoge la nueva Ley del Deporte. En ella el artículo 83.2 establece que «es responsabilidad del Ayuntamiento y de los organizadores de las competiciones oficiales (no solo profesionales, también aficionadas) “asegurar la utilización de instalaciones deportivas que cuenten con las preceptivas licencias de apertura y funcionamiento que habiliten la práctica deportiva».

El escrito remitido al consistorio valenciano por la Liga el pasado 9 de febrero de 2023 no dejaba claro que se pudiera jugar en Mestalla: «Al respecto, recibida la documentación aportada por el Valencia Club de Fútbol SAD para la instalación deportiva Estadio de Mestalla Valencia CF, que radica en ese término municipal, y una vez analizada la misma, nos dirigimos a Vd., como órgano competente para el otorgamiento del título habilitante para el ejercicio de la actividad, conforme a la normativa aplicable a fin de interesarnos sobre el estado de la citada instalación y asegurar que la misma reúne los requisitos legalmente establecidos para la actividad de celebración de partidos de fútbol profesional como espectáculo público».

Es por ello que se produjeron distintas reuniones entre los técnicos del Ayuntamiento y del propio Valencia para abordar este tema Esas reuniones parece ser que no fructificaron, ya  que no se ha tramitado aún una nueva licencia de actividad, según los medios de comunicación, el informe favorable presentado hace unos meses por el Ayuntamiento de Valencia en base al histórico de licencias del viejo Mestalla,  ha servido para que La Liga autorice a que se juegue en Mestalla. La responsabilidad ante cualquier desgracia la asumen de esta forma los técnicos y los políticos del Ayuntamiento.

 

Y en orden a lo anterior y al derecho que asiste a este compareciente DICE:

 

UNICO

 

En relación con el conocido como viejo estadio de Mestalla, situado en la Avenida de Suecia de Valencia, parece que no existe licencia de actividad actualizada a día de hoy que asegure a los 45.000 aficionados que suelen asistir a los partidos que no corren ningún peligro. También les recuerdo qué para emitir dicha licencia, deben tenerse en cuenta las sentencias que el Tribunal Supremo obliga a ejecutar en relación a los viales invadidos por las diferentes reformas que ha sufrido el estadio. Por último, les recuerdo que un “histórico” de licencias de actividad no sirven para asegurar la actividad del estadio en este momento.

Y es en virtud de lo anterior, e interés alegado que

SOLICITA,

1º Me remitan la licencia de actividad del estadio de Mestalla, el informe enviado a LALIGA y al Valencia CF en el que se afirma que las licencias históricas sirven para asegurar la seguridad del estadio, lo estudios realizados para la concesión en su caso de la nueva licencia y el expediente completo de este tema.

 

2º Me informen de cómo piensan ejecutar la sentencia del Supremo para poder dar la nueva licencia de actividad que precisa el estadio.

 

3º Me informen si los partidos de fútbol y el resto de actividades que se están celebrando en el viejo Mestalla desde el verano de 2023, cuentan con las licencias actualizadas, y en caso de que no sea así, quienes asumirán la responsabilidad ante una posible desgracia.

 

4º.- Tenga por personada a esta parte como interesada en el expediente correspondiente.

 

 

Valencia, a 4 de Marzo de 2024

 

 

 

Miguel Zorío Pellicer

 

MIGUEL ZORÍO: “JAVIER SOLÍS ESTÁ PRESIONANDO A POLÍTICOS VALENCIANOS EN NOMBRE DE PETER LIM”

Miguel Zorío le recuerda al Ayuntamiento que la última decisión sobre la caducidad de las licencias depende del Juzgado, no de un informe hecho a medida

  • Políticos del PP, Vox, Compromís y PSPV reciben llamadas y whatsapps del Director Corporativo de Lim para conseguir el pelotazo urbanístico para su jefe.
  • El Director General de Deportes, Luis Cervera, trabajó para Amadeo Salvo y para Peter Lim, junto a Javier Solís.
  • El Jefe de Gabinete de la Alcaldesa fue el padrino de Amadeo Salvo para hacerse con la Presidencia del Valencia CF.
  • El informe de la caducidad de las licencias firmado por el secretario de confianza de María José Catalá, ha servido de facto a los intereses de Peter Lim.

 “Los nervios se han adueñado de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia y de la Plaza de la Afición del Valencia CF. Desde que María José Catalá se vio obligada a firmar una moción que compromete su palabra de no aprobar el pelotazo urbanístico de Peter Lim si éste no acaba el estadio, las maquinarias de las dos casas se han puesto en marcha para salvar al soldado Ryan: unos quieren salvar la mangarrufa de su jefe singapurense y otros quieren conseguir dos partiditos descafeinados del mundial de fútbol. Y en medio se queda el Valencia CF y su afición, a los que van a desaguazar por piezas, como si de un coche viejo se tratara” ha declarado Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF.

El portavoz de Marea Valencianista denuncia los gravísimos hechos que están ocurriendo los últimos días: “ayer fuimos testigos de las consecuencias que tuvo la oscura reunión que tuvo lugar en septiembre en el despacho del abogado de Peter Lim: un informe redactado el 12 de diciembre (según anunció públicamente el concejal de licencias del Ayuntamiento), aparece firmado dos meses después por un secretario traído exproceso de Torrent por la Alcaldesa y que se incorporó el 21 de diciembre, 9 días después de que Giner anunciara que ese dictamen se lo había entregado a Vox y a mí. Posteriormente, el dictamen pasó de estar redactado y firmado, a estar en trámite. Y ahora, a una semana de la sentencia que puede suponer a salida de Peter Lim del Valencia CF, aparece el dictamen salvavidas de jefe de Solís. Ese informe contradice absolutamente al redactado por los compañeros del nuevo secretario y que lo presentaron hace unos días al TSJ por el tema de la caducidad de la ATE. Y ese informe, ha servido de forma ¿casual? Para que Javier Solís y su equipo jurídico puedan presentarlo como un bastión de su defensa de los beneficios urbanísticos que espera recuperar Peter Lim de forma injusta. Yo, con la edad que tengo, ya no creo en la casualidades”.

Y Miguel Zorío va aún más allá en su batalla por defender al valencianismo de Peter Lim: “Javier Solís está llamando y enviando mensajes presionantes a diferentes políticos y políticas de esta ciudad y de esta Comunidad, para hacerles cambiar su posición. Puedo confirmar que miembros de los cuatro partidos políticos que tienen representación en los dos gobiernos, han recibido presiones del Director Corporativo de Peter Lim. Y también sería bueno recordar que algunos, como Luis Cervera, trabajaron a sueldo de Peter Lim y de Amadeo Salvo, y otros como el jefe de gabinete de la Alcaldesa, fueron la pieza clave que impulsaron a Amadeo Salvo a hacerse con el club para posteriormente regalárselo a Peter Lim”.

En todo caso, Miguel Zorío recuerda que “el informe salvavidas de las licencias no es determinante. La decisión sobre la caducidad de las licencias la tomará el juzgado de lo Contencioso Administrativo donde he presentado mi denuncia, y al que el Ayuntamiento, por fin, ha enviado el expediente completo. Más de 7000 folios desordenados, que no van a facilitar mucho la labor del instructor. Y en el caso de la ATE, son tan rotundos los informes de la abogacía de la Generalitat y del Ayuntamiento, presentados con anterioridad, que no van a servir para que las inquietantes maniobras en la oscuridad que estamos viviendo consigan su objetivo. La manifestación del sábado comienza en la Plaza del Ayuntamiento, por algo será”.

 

MIGUEL ZORÍO: “OFREZCO A LA ALCALDESA Y AL VALENCIA CF NUESTRO PROYECTO Y FINANCIACIÓN PARA QUE SE TERMINE EL NUEVO MESTALLA”

  • El nuevo estadio no depende de las fichas urbanísticas. Peter Lim puede pedir licencia para terminarlo mañana mismo.
  • Con nuestro proyecto, Peter Lim no pegaría el pelotazo del viejo Mestalla y el Valencia podría terminar el nuevo en tres años.
  • El Valencia CF podría abordar la finalización del nuevo Mestalla con un presupuesto que superará los 200 millones de euros por el aumento de costes del material.
  • El Valencia CF no pagaría nada durante los tres años que duraría la construcción, y después pagaría el coste de la obra en más de 30 años, como el Real Madrid o el At. Madrid.
  • Peter Lim debería ceder la gestión del club.

Ante el nuevo chantaje de Peter Lim al Ayuntamiento de Valencia negándose a firmar la candidatura de Valencia al Mundial de fútbol de 2030, Miguel Zorío quiere aclarar a la opinión pública que “Peter Lim no necesita firmar el famoso e ilegal convenio urbanístico/fchas con el Ayuntamiento para poder terminar el nuevo Mestalla. Para hacerlo sólo necesita coger el proyecto original, pedir la licencia, poner la financiación y comenzar las obras. Como parece que ni unos pueden firmar el convenio por la posible prevaricación en la que caerían, y los otros no quieren comenzar las obras aduciendo que necesitan las fichas urbanísticas para financiarlas, quiero ofrecer una solución a las dos partes, siempre y cuando no se le ayude a Peter Lim a pegar un pelotazo de más de 100 millones de euros con la recalificación del viejo Mestalla, y se le obligue a él a poner sus acciones como garantía del pago”.

La propuesta concreta es la siguiente:

1º) Aprobación por vía de urgencia la sustitución de Peter Lim como promotor de la urbanización, incluido el nuevo estadio.

2º) Presentación de un proyecto de estadio cinco estrellas similar al inicial, pero adaptado a las necesidades e innovaciones tecnológicas actuales.

3º) Presentación de las garantías económicas que aseguren la finalización de las obras en un periodo de tres años.

4º) Cesión por parte de Peter Lim de la gestión del club, poniendo como garantía sus acciones y los derechos políticos de las mismas.

5º) Compromiso de compra de las acciones al finalizar el periodo de cinco años necesario para recuperar económica y deportivamente el club.

Para el ex Vicepresidente del Valencia CF, “hemos conseguido que todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Valencia ya estén unidos en su voluntad de terminar el estadio, pero cumpliendo la ley e impidiendo que Peter Lim saque más dinero de las arcas del Valencia CF. Por eso le ofrezco a la Alcaldesa de Valencia y al Valencia CF, mi proyecto y los acuerdos que tengo firmados con una gran constructora internacional, para poder terminar por fin el nuevo estadio. Y para ello no será necesario no será necesario ceder al chantaje de Peter Lim que quiere vender para su beneficio propio las parcelas recalificadas del viejo Mestalla. La Alcaldesa y el resto de grupos políticos podrán optar a ser subsede del dichoso Mundial, el Valencia CF hará su estadio con un coste financiero asumible y recuperaremos el club”.

Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF, quiere mostrar su apoyo a todas aquellas posiciones políticas que desde el Ayuntamiento de Valencia han defendido el cumplimiento de la legalidad vigente, y que han impedido la firma del convenio/chantaje de Peter Lim.

Miguel Zorío recuerda al equipo de gobierno que la figura de sustitución del promotor es la única salida legal.

MIGUEL ZORÍO: “LA AUDITORÍA DEL NUEVO MESTALLA DEBE ESCLARECER A DONDE HAN IDO 100 MILLONES DE EUROS DEL VALENCIA CF”

Layhoon dijo en la Junta de Accionistas que el club llevaba gastados 180 millones de euros en el Nuevo Mestalla, y en la página 81 del proyecto presentado en enero al Ayuntamiento el coste de la obra construida se cifra en 63 millones

  • Ni el nuevo estadio se termina con 119 millones de euros, ni el coste de lo ya construido asciende a los 180 millones de euros.
  • El Ayuntamiento sigue sin colgar el proyecto en el expediente del Valencia CF. Tampoco lo ha presentado al juzgado por el contencioso de las licencias.
  • Y sigue sin aparecer el dictamen jurídico de diciembre del año pasado que aseguraba que las licencias no habían caducado.
  • La auditoría debería ratificar la caducidad de las licencias.

Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF, pidió esta misma semana al Ayuntamiento de Valencia y a todos los grupos políticos representados en su pleno, que aprobaran la puesta en marcha de una auditoría exhaustiva del coste real del Nuevo Mestalla, tanto de la obra realizada como de la obra pendiente para finalizarlo al 100%. Y por una vez, la voz del valencianismo ha sido tenida en cuenta en el consistorio.

Analizando la Memoria presentada por Mark Fenwick en enero de este año al Ayuntamiento, en su página 81 confirma por escrito que el dinero efectivo gastado en la obra ya ejecutada del estadio es de 63 millones de euros, distribuidos en tres partidas: movimiento de tierras (6.5 mm), cimentaciones (38.5 mm) y estructura (18.0 mm). Si a estas partidas les sumamos los gastos de estructura correspondientes que se aproximan al 10% (6.3 mm) y el IVA del 21% (14,5 %), el coste que reconoce que lleva gastado el club en el Nuevo Mestalla es de 77,8 millones de euros.

“Hay diferencias muy escandalosas entre las cifras que ha ido difundiendo Peter Lim durante estos últimos años y las cifras del proyecto que presentan al Ayuntamiento, tanto en el coste ya ejecutado como en el coste previsto para finalizar las obras. Layhoon dijo hace tres meses ante la Junta de Accionistas que el nuevo estadio iba a costar no menos de 340 millones de euros, divididos en 180 millones ya ejecutados y no menos de 160 millones para su finalización. Sin embargo, con los números que presentan ahora las cuentas no cuadran: no sabemos a donde han ido a parar más de 100 millones de euros del Nuevo Mestalla, ni cómo es posible terminar las obras por 60 millones de euros menos de lo previsto en diciembre” ha denunciado Miguel Zorío, de Marea Valencianista.

“Por eso es urgente que en el pliego de licitación de la auditoría de obra del Nuevo Mestalla que saque a concurso el Ayuntamiento de Valencia, no sólo se analice el coste de terminar el estadio low cost diseñado por Peter Lim, si no que se haga una auditoría de infarto del coste real gastado en la obra ejecutada y sus diferencias con el coste contabilizado en estas partidas por Lay Hoon, Javier Solís e Inma Ibáñez, en las cuentas oficiales del Valencia CF. Estamos hablando de 100 millones de euros y de un posible delito de administración desleal y falsedad contable, entre otros” ha declarado el es Vicepresidente del club.

Zorío recuerda que la memoria presentada por Peter Lim y Layhoon es una absoluta vergüenza. Propone dejar sin construir casi el 50% de la edificabilidad del nuevo estadio, deja espacios en bruto en todas las plantas, no cubre la fachada y no termina la cubierta del 100% del estadio. Si a este estadio de pandereta que nos venden, le sumamos que nos mienten con el presupuesto ejecutado y con el presupuesto pendiente, es evidente que nuestros gobernantes deben ponerse las pilas y antes de comenzar el proceso de conceder unas licencias nuevas (las viejas no sirven), deben saber si los números que les presentan son realistas. Los números no cuadran, los cojas por donde los cojas.

El portavoz de Marea Valencianista recuerda a los políticos valencianos y a los técnicos municipales “que deben subir toda la documentación al expediente del Valencia CF y deben entregar esta documentación al juzgado, que aún no lo han hecho. Además, está el tema de las licencias, sigue sin aparecer el famoso dictamen jurídico que anunció el concejal Giner. La ATE está caducada (por acuerdo del Consell) y cualquier nuevo proyecto, incluido reanudar las obras del nuevo Mestalla necesita nuevas licencias. No se podrán aprovechar las anteriores para un proyecto, que como la memoria presentada por Peter Lim reconoce, no tiene nada que ver con el inicial, y menos para un estadio que no sabemos ni como comenzaremos, ni como financiaremos, ni como terminaremos ni cuando finalizaremos”.

En la Memoria presentada en el Ayuntamiento a finales de enero por Mark Fenwick, el arquitecto de cabecera de Peter Lim, reconoce “cambios significativos respecto a las licencias concedidas tanto en la fachada, cubierta, escaleras de acceso a la grada y zonas de aparcamiento y sótanos. Pero va más allá, al reconocer que estos cambios respecto a la licencia anterior, son cambios importantes de uso, estructura, evacuación de personas y sectorización (página 32 de la memoria).

En la página 33 de dicha Memoria, Fenwick reconoce que la nueva distribución y usos del proyecto, suponen una modificación respecto a la licencia concedida. Y en la página 84 (la penúltima del informe, para que pase desapercibido) detalla los 8 grandes cambios significativos que impiden dar validez a las licencias antiguas. Estos cambios afectan a la planta sótano 1, a la planta sótano 2, al semisótano, a la planta pódium, a la entreplanta, a la planta primera, a la planta segunda, y a la planta tercera. Es decir, a todo el estadio.